ANTIHÉROES: LOS NUEVOS ROLES EN LA TV

¿Qué tienen en común Walter White, Jaime Lannister, Frank Underwood y Don Draper además de que sus respectivas series están nominadas a los premios Emmy 2014?

Todos ellos juegan un papel protagónico en las series de televisión más famosas de los últimos años: Breaking Bad, Game of Thrones, House of Cards y Mad Men.

Además, forman parte de una nueva generación de personajes que no se ajustan a los roles tradicionales a los que estuvimos acostumbrados por tanto tiempo. No.

La motivación que los impulsa a realizar acciones cuestionables no son claras del todo, lo que dificulta hacer un juicio moral sobre la historia de cada uno de ellos.

 

Si consideramos que héroes como SupermanBatman o el Capitán América, fueron creados para ser ejemplos morales de una sociedad bajo la sombra de la guerra, es fácil entender por qué durante el siglo veinte los personajes de comics fueron tan populares: ofrecían esperanza y guía en un mundo sacudido por la incertidumbre de un cataclismo mundial.

Para la sociedad norteamericana, la búsqueda de un enemigo común ha sido esencial para crear unión entre sus miembros, y generalmente, los enemigos se encuentran fuera de su territorio, sean éstos alemanes en la Segunda Guerra Mundial, soviéticos durante la Guerra Fría e iraquíes después del ataque a las Torres Gemelas en el 2001.

 

Video adicional: Efectos Visuales en la cuarta temporada de Game of Thrones.

Es muy probable que en estos tiempos de globalización, la amenaza ya no se limite a un territorio o a una creencia ideológica o religiosa.

El enemigo puede vivir a nuestro lado, ser nuestro vecino o hasta un familiar cercano, y los motivos por los cuales se convierten en una amenaza son cada vez más personales.

En el caso de Breaking Bad, las acciones al margen de la ley se convierten en el alimento principal de la historia, y ver de qué manera personajes comunes y corrientes resolverán los conflictos a los que se enfrentan, logran cautivar nuestra atención.

La ambición por el poder –un móvil muy constante en las historias de ficción– cobran una dimensión totalmente diferente en House of Cards y Game of Thrones, ya que las acciones de los protagonistas (Frank Underwood y Jaime Lannister) son tan seductoras –y moralmente condenables– que los espectadores nos vemos sorprendidos apoyando sus ilícitas acciones .

 

En forma particular, Mad Men tiene el gran mérito de exponer de manera real las glorias y penas de Don Draper, un típico macho norteamericano de los años sesenta, que poco a poco va perdiendo el control de su vida al verse enfrentado a las decisiones poco convencionales que hizo en le pasado.

Atrás quedaron las historias predecibles y llenas de clichés. Ya cumplieron su función.

Ahora es el turno de un nuevo tipo de relatos, en el que el bien y el mal están lejos de ser las únicas en las que el ser humano se puede desenvolver.

Un reflejo más real –creo yo– de nuestra sociedad actual.


También te puede interesar:

 Gojira

Gojira

 Al Filo del Mañana

Al Filo del Mañana

 El Planeta de los Simios

El Planeta de los Simios

 Marvel vs DC Comics

Marvel vs DC Comics

 Game of Thrones

Game of Thrones

 

Lo que estamos leyendo: