UN SINFÍN DE EMOCIONES EN SÓLO UNOS MINUTOS: LOS CORTOS DE PIXAR

A lo largo de la historia del cine, los cortometrajes fueron de los productos más importantes para la conformación de los directores canónicos; sus bajos costos y sus lapsos otorgaban una mayor libertad a sus creadores y, con ello, desarrollaban sus habilidades para poder lograr un largometraje de calidad en el futuro. Claro ejemplo de ello lo encontramos en la animación, que hizo uso de este formato para formar sus bases y, posteriormente, volverse un género en el cine comercial.

Sin embargo, el cortometraje no siempre fue una puerta de oportunidades; es cierto que los concursos y festivales dedicados a estas pequeñas joyas del séptimo arte nunca han faltado, pero el público meta de estos, aún hoy en día, se encuentra difuso. La costumbre, fomentada en varias décadas en el público, de tener un producto que ronde las dos horas ha sido pernicioso para el cortometraje, especialmente ante el juicio que existe de que son ideas poco trabajadas o de tramas superficiales.

Nada puede ser más equivocado y, justamente, una casa animadora como Pixar se ha dado a la tarea de rescatar y exaltar esta forma de animación en los últimos años. Siendo remarcable que han sido de los pocos en crear, no sólo uno, sino tres cintas recopilatorios con los cortometrajes más significativos de su repertorio: Tiny Toy Stories (1996) Pixar Shorts Collection (2007) y Pixar Shorts Collection Vol. 2 (2012).

 

Tan sólo dentro de Partly Cloudy, dirigido por Peter Sohn y que nos introduce en la relación entre una cigüeña y una nube creadora de infantes poco comunes, las nociones de amistad y el sacrificio que conlleva son delimitadas perfectamente. La historia ha sido contada, en este caso particular la cigüeña no renuncia a su amigo sólo porque este sea diferente y esto le origine dificultades, y ni siquiera tuvimos que conocer el trasfondo de cada personaje para entenderlo. Pixar nos presenta lo esencial e, indudablemente, funciona por si mismo.

Por otra parte, como habrán notado en sus últimos filmes, desde Toy Story 3 (2010) hasta Monster University (2013) si se busca enmarcar una línea de tiempo, Pixar nos ha sorprendido con un cortometraje previo a la película: breves historias con toques hilarantes que despiertan al espectador.

Lo que es destacable es que no son un simple acompañamiento que busca llenar tiempo entre los promocionales para que lleguen todos los asistentes. No. Cada uno de estos proyectos brilla con luz propia y, si bien nos preparan para lo que podría considerarse el platillo principal, este “entremés” no será algo olvidable.

Por supuesto que la calidad de cada uno está sujeta a la apreciación, gustos, e incluso estado de ánimo del espectador pero, hay que reconocer que en cada uno de estos cortometrajes la trama y conexión que suscita está a la par de un filme estándar.

Para no sólo quedarnos en conceptos y juicios tomemos el ejemplo de La Luna, de Enrico Casaroca, que Pixar seleccionó para compartir la pantalla con Brave en 2011.

 

La trama principal, la enseñanza familiar de cómo cambiar las fases de la luna, no es lo importante para notar el trabajo que requirió esta historia, sino la lectura entre líneas. Sin el apoyo de diálogos o texto, el uso de onomatopeyas aunado a los sutiles cambios en los personajes son lo que realmente nos deja ver un proceso vernáculo del ser humano: la transmisión de una tradición y los lazos que se crean a partir de ésta. Ya sea el movimiento de una ceja, la imitación de gestos o la posición que toma el protagonista al tomar la escoba, la falta de una oralidad se vuelve un marco idóneo para entender que sucede.

¡Y todo en menos de 7 minutos!

Pixar no es el único que se ha arriesgado, pero sí un referente obligado si tu interés se encuentra en el cortometraje y su evolución; puesto que gracias a sus trabajos la pregunta, ¿Qué tanto se puede construir en tan poco tiempo?, ha pasado a ser: ¿Cómo lograron en pocos minutos mostrarme algo tan significativo?

El próximo cortometraje también está en puerta. Lava abrirá el telón de Inside Out este 2015, así que les recomendamos que, ya sean amantes de este formato o apenas estén adentrándose en él, no se pierdan esta “pequeña” nueva historia.

 
 

¿Te gustó este artículo?

¡No te pierdas ninguno de nuestros posts! Suscríbete a nuestro newsletter para recibir el artículo más reciente e información relevante a nuestros servicios.

 
 

También te puede interesar:


 

Referencias:

  • http://www.pixar.com/short_films/