CONFIAMOS EN LO QUE SOÑAMOS

Fotografía: Jorge Martínez.

Fotografía: Jorge Martínez.

Por Gudrun.

Desde que somos pequeños nos ronda una pregunta que a veces ni siendo adultos sabemos contestar. ¿Qué quieres ser de grande? Consideramos que las respuestas más comunes son doctor, veterinaria, cantante, astronauta y hasta presidente. Probablemente, ahora quieran ser youtubers.

El momento de decidir nuestra profesión tal vez no es el adecuado; normalmente el límite está alrededor de los 18 años, cuando salimos de la preparatoria, cuando pensamos en todo, menos en lo que implica ser profesionista. Se supone que para ese momento ya tendríamos que haber decidido nuestra carrera, para poder ingresar a una licenciatura. Se supone que ya tuvimos tiempo para pensarlo e investigarlo. Se supone que ya debemos estar convencidos. ¿Realmente fue así?

Si no tenemos una guía adecuada o no hemos descubierto lo que nos apasiona, tomamos muy a la ligera la elección de nuestra profesión.

Todas estas suposiciones no siempre se cumplen. Si no tenemos una guía adecuada o no hemos descubierto lo que nos apasiona, tomamos muy a la ligera la elección de nuestra profesión. Es cierto que haber tomado clases extracurriculares nos da un plus en nuestra formación, pues de esta manera tenemos más fácil saber lo que más nos atrae, de acuerdo a nuestras habilidades. Hablamos de actividades físicas, culturales y científicas que no forman parte del programa de estudios convencional. Pero si no tuvimos esta oportunidad nos tomará un poco más de tiempo y pruebas para saber qué es lo que queremos hacer realmente.

Y entonces descubrimos que no queríamos ser doctores ni astronautas; sino más bien criminólogos, traductores o animadores. Y lo descubrimos al inicio de nuestra carrera o cinco años después de habernos titulado, tal vez diez años después de haber iniciado nuestra vida laboral. Algo totalmente válido.

Sea el momento que sea, siempre es tiempo para cumplir nuestras metas. Siendo románticos, a nuestras metas les llamamos sueños. Tenemos los pies bien plantados y sabemos que con solo desear las cosas no van a suceder, debemos actuar. Sueño es convertirse en animador, en ilustrador, en escritor. Dejemos a un lado el reconocimiento y lleguemos a la satisfacción personal.

Porque pasa que, como se trata de actividades que hicimos de pequeños, como dibujar o crear historias, creemos que seguirá siendo cosa de niños. Pero cuando se trata de lo que nos vamos a dedicar profesionalmente, se pone serio y exige toda nuestra entrega. Confiar en lo que soñamos es tener la seguridad de que haremos lo necesario para llegar a nuestros objetivos.

Sea el momento que sea, siempre es tiempo para cumplir nuestras metas.

No siempre va a ser fácil, o más bien casi nunca. Habrá personas o situaciones que se crucen en nuestro camino que con intenciones de ayudarnos pueden desanimarnos o mostrarnos un sendero que no va con nuestros ideales. Ya sean amigos, profesores o incluso familiares, querrán convencernos de que si ya elegimos una carrera debemos quedarnos en ella. O bien, pueden alentarnos, pero hacia el ámbito financiero, dejando de lado que la satisfacción emocional es aún más importante.

Es el motivo por el cual cambiamos de carrera, tomamos cursos que son lo contrario a lo que dijimos querer estudiar. O tal vez buscamos complementar lo que ya estudiamos con algo nuevo. En otras palabras, la razón por la que buscamos es mejorar o encontrar opciones para lograr nuestros objetivos. En nuestro caso, como academia de animación, estamos seguros que nadie asiste aquí por obligación. Aun así, no deja de ser un reto y por lo mismo, respetamos nuestro trabajo y a quienes tenemos a un lado, pues todos aquí confiamos en lo que soñamos.

La magia que usamos aquí se crea muy poco a poco. Sin prisa, porque vamos lejos.
— Hana Kanjaa
 

Referencias:

  • Gracia, Maximiliano. Deserción universitaria en México. https://www.milenio.com/opinion/maximiliano-gracia-hernandez/la-economia-del-tunel/desercion-universitaria-en-mexico Consultado el 11/06/19

  • Manifiesto Artinside. Consultado el 25/01/2019 https://www.artinside.com.mx/manifiesto


¿Te gustó este artículo?